::::  Capítulo 2: Amós 2   ::::  LaSantaBiblia.com.ar  ::::
www.LaSantaBiblia.com.ar

Amós

1 2 3 4 5 6 7
8 9          

Capítulo 2: Amós 2

Contra Moab

2 1 Así habla el Señor: Por tres crímenes de Moab,
y por cuatro,
no revocaré mi sentencia.
Porque él quemó los huesos del reyde Edóm hasta calcinarlos,
2 yo enviaré fuego contra Moab
y él consumirá los palacios de Queriot;
Moab morirá en el tumulto,
entre gritos de guerra,al sonido de la trompeta;
3 extirparé al juez de en medio de él,
y con él, mataré a todos sus oficiales,
dice el Señor.

Contra Judá

4 Así habla el Señor:
Por tres crímenes de Judá, y por cuatro,
no revocaré mi sentencia.
Porque despreciaron la Ley del Señor
y no observaron sus preceptos;
porque los extraviaron sus falsos dioses,
a los que habían seguido sus padres,
5 yo enviaré fuego contra Judá
y él consumirá los palacios de Jerusalén.

Contra Israel

6 Así habla el Señor:
Por tres crímenes de Israel, y por cuatro,
no revocaré mi sentencia.
Porque ellos venden al justo por dinero
y al pobre por un par de sandalias;
7 pisotean sobre el polvo de la tierra
la cabeza de los débiles
y desvían el camino de los humildes;
el hijo y el padre tienen relaciones con la misma joven,
profanando así mi santo Nombre;
8 se tienden sobre ropas tomadas en prenda,
al lado de cualquier altar,
y beben en la Casa de su Dios
el vino confiscado injustamente...

9 ¡Y pensar que yo destruí ante ellos al amorreo,
cuya altura era igual a la de los cedros
y que era fuerte como las encinas:
arranqué su fruto por arriba
y sus raíces por debajo!

10 Y a ustedes, los hice subir del país de Egipto
y los conduje cuarenta años por el desierto,
para que tomaran en posesión el país del amorreo.

11 Yo suscité profetas entre sus hijos
y nazireos entre sus jóvenes;
¿no es así, israelitas?
–oráculo del Señor–.

12 Pero ustedes hicieron beber vino a los nazireos
y ordenaron a los profetas: "¡No profeticen!".

13 Por eso, yo los voy a aplastar,
como aplasta un carro cargado de gavillas.

14 El hombre veloz no tendrá escapatoria,
el fuerte no podrá valerse de su fuerza
ni el valiente salvará su vida;
15 el arquero no resistirá,
el de piernas ágiles no escapará,
el jinete no salvará su vida,
16 y el más valeroso entre los valientes
huirá desnudo aquel día
–oráculo del Señor–.

ADVERTENCIAS Y AMENAZAS CONTRA ISRAEL

Los oráculos conminatorios de los capítulos siguientes retornan y profundizan los temas ya enunciados en la primera invectiva contra Israel (2. 6-16). La injusticia social y la opresión de los pobres son los pecados que el profeta condena con mayor severidad. El Señor no acepta una religiosidad que no va más allá de las ceremonias cultuales, por magnificas que estas sean (5. 21-23). Lo que él quiere es que fluya "la justicia como un torrente inagotable" (5. 24). Y la justicia, en el lenguaje de Amós, es mucho más que dar a cada uno lo suyo. Es practicar la compasión, la fidelidad hacia el prójimo y todo aquello que es necesario para hacer de la sociedad humana una comunidad fraternal.

De un modo particular, Amós combate la orgullosa seguridad con que los israelitas aguardaban el "Día del Señor". A lo largo de su historia, Israel había conocido grandes "días" de triunfos guerreros. El recuerdo de aquellas victorias, le hacía esperar un nuevo "Día", en que el Señor se pondría al frente de sus ejércitos para someter a todos sus enemigos. Amós no pone en duda esa intervención divina en un futuro cercano, pero afirma que el "Día del Señor" no será un día de victoria, sino de juicio y de rendición de cuentas para Israel (5. 18, 20).

LaSantaBiblia.com.ar

Fuente: Catholic.net

 

lasantabiblia@cmbs.com.ar